En el 𝐃í𝐚 𝐌𝐮𝐧𝐝𝐢𝐚𝐥 𝐝𝐞𝐥 𝐒í𝐧𝐝𝐫𝐨𝐦𝐞 𝐝𝐞 𝐃𝐨𝐰𝐧, destacando su ternura y que todos tenemos los mismos derechos a la inclusión e igualdad sigamos rompiendo mitos y prejuicios porque ningún diagnóstico define a una persona.

«𝘚𝘦𝘳 𝘪𝘨𝘶𝘢𝘭 𝘢 𝘵𝘰𝘥𝘰𝘴 𝘯𝘰 𝘵𝘪𝘦𝘯𝘦 𝘱𝘰𝘳𝘲𝘶𝘦 𝘴𝘦𝘳 𝘭𝘢 𝘳𝘦𝘨𝘭𝘢, 𝘭𝘰 𝘪𝘮𝘱𝘰𝘳𝘵𝘢𝘯𝘵𝘦 𝘦𝘴 𝘥𝘦𝘴𝘤𝘶𝘣𝘳𝘪𝘳 𝘦𝘭 𝘨𝘰𝘻𝘰 𝘥𝘦 𝘴𝘦𝘳 𝘧𝘦𝘭𝘪𝘤𝘦𝘴 𝘴𝘪𝘦𝘯𝘥𝘰 𝘯𝘰𝘴𝘰𝘵𝘳𝘰𝘴 𝘮𝘪𝘴𝘮𝘰𝘴, 𝘴𝘪𝘯 𝘯𝘦𝘤𝘦𝘴𝘪𝘥𝘢𝘥 𝘥𝘦 𝘤𝘰𝘮𝘱𝘢𝘳𝘢𝘳𝘯𝘰𝘴 𝘤𝘰𝘯 𝘯𝘢𝘥𝘪𝘦 𝘮á𝘴»

Gracias Belu, Pablo, Balta y Juani.